Salsa Picante, inspiración divina!! para comer sin moderación y a cucharadas, si es necesarios.

Después de ver como poco a poco mi salsa picante preferida se iba acabando y no había manera de dosificarla, porque me pirra, decidí actuar y solucionar este “grandísimo problema”. Antes que nada decir que esta salsa denominada “PESTO ROSSO PICCANTISSIMO DI PEPERONCINO CALABRESE” la compré en Italia por azar y me he convertido en adicto a ella, con Pasta, en el tabulé, a cucharadas, vinagreta, alitas de pollo fritas etc… tiene un sin fin de aplicaciones.
En sus ingredientes solo reza el peperoncino, aceite de oliva, vinagre, ajo, sal y aromas naturales.
Pues ahí que me lanzo a realizar una versión de esta magnífica y adictiva salsa, partiendo de una mata de pimientos “capsicum annuum” (Eso ponía cuando la compré) que tengo en mi huertecito, decir que se me acumulaban los pimientos, a los que le doy mucha utilidad pero no la suficiente, empezaban a apoderarse de mí, así que mejor que utilizarlos para la salsa.
 Ingredientes
 
18 o 20 pimientos picantes, mi variedad “capsicum annuum”.
2 o 3 trozos de tomate seco en aceite (conserva italiana).
1 ajo
Aceite de extremísima calidad
Vinagre de extremísima calidad.
(yo utilicé vinagre de vino de jerez solera y un vinagre que me encanta que es una mezcla entre vinagre de jerez y vinagre moscatel).
Sal y pimienta negra.
Utensilios
 
1 robot picador de cocina
1 pequeño bote.
Al ataque
 
Esto va rápido, cortamos en trozos y despepitamos todos nuestros pimientos, pelamos el ajo y quitamos el germen (yo he puesto uno, pero es al gusto) cortamos en trozos el tomate seco,lo ponemos todo en el robot con un chorrito de aceite de oliva para ayudar a la picadora.
Yo deje una especie de pasta pero con trozos aún gordos, depende del gusto, ojo con ponerle mucho aceite a la hora de picar, porque emulsionará, mejor un poco, el necesario para facilitar el trabajo a la picadora.

Sacamos nuestra pasta y empezamos el trabajo “al gusto” del aliño, añadimos más aceite, el vinagre, la sal y la pimienta al gusto, debe quedar jugoso sin exceso de aceite, que no quede salado pero no quedarnos cortos porque ayudará a su conservación, mezclarlo todo bien y meterlo en el bote, donde lo guardaremos al frigorífico con un pequeño hilo de aceite encima del contenido, así evitaremos que se reseque la parte de arriba. Yo lo tengo ya guardado por lo menos 3 semanas, aunque ya me queda poco.
 Ahora es cuando la mata no me da la suficiente candela que necesito.
Amantes del picante a comprar plantas de pimientos picantes  y hacer esta delicia, os la comeréis a cucharadas.
Esto es vicio puro.

2 thoughts on “Salsa Picante, inspiración divina!! para comer sin moderación y a cucharadas, si es necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *