Pepinillos agridulces con enebro y cardamomo, simplementes irresistibles!!!

Otra receta para compartir y aprovechar durante muchos días, en esta ocasión hacemos unos pepinillos caseros agridulces con enebro y cardamomo, son irresistibles en el aperitivo o como acompañamiento de un buen plato de charcutería.
Ingredientes que utilizaremos.
600 gr de pepinillos baby bien frescos y crujientes.
20 cl de vinagre de vino de muy buena calidad, cuanto más blanco menos oscuros se quedarán los pepinillos, el que yo he utilizado es uno de jerez que me encanta, pero la pega es que es un poco oscuro para la receta; es solo estético pero ya sabemos que eso cuenta mucho.
40 cl de agua.
20 gr de azúcar.
1 zanahoria.
1 cebolla.
10 bayas de enebro.
10 o 12 bayas de pimienta roja.
3  granos de cardamomo.
12 gr de sal fina.
Utensilios
1 bote de 1l  hermético para esterilizar y guardar los pepinos.
Al ataque
Primero que nada, esterilizamos el bote, dejándolo hervir durante 5 minutos y lo dejamos secar.
Seguidamente cortamos en juliana nuestra cebolla y en rodajas la zanahoria, limpiamos bien nuestro pepinillos y reservamos.
Preparamos la mitad de nuestras especias en un mortero para especias y las machacamos, la otra mitad la reservamos para ponerlas enteras.
Disponemos en una cacerola el vinagre, el agua, el azúcar y la sal y lo llevamos a ebullición. Lo dejaremos unos 2 minutos hirviendo.
Mientras hierve, disponemos los pepinillos en nuestro bote mezclando cebolla, zanahoria, especias (picadas y enteras) y pepinillos lo más equitativamente posible.
Una vez que tenemos la mezcla anterior de vinagre, agua, sal y azúcar a temperatura ambiente, cubrimos los pepinillos, cerramos y ponemos en una olla hasta cubrir el bote.
Llevamos ha ebullición, para esterilizar y hacer el vacío durante no más de 20 minutos y reservamos.
Tendremos que esperar al menos 20 días para consumirlos y que estos adquieran el sabor agridulce que les caracteriza con ese toque a especias. Las especias a utilizar depende de vuestra imaginación, a mí particularmente me gusta el enebro, pero las más comunes son el cilantro, o hiervas como el enebro; con enebro y cardamomo os quedan diferentes y originales, eso sí estas especias tienen un sabor muy particular.
Están riquísimos, buen provecho amigos.
Espero que os guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *