Mercatbar “comme ci, comme Ça”

Se avecina otro viernes a medio día y ya me veía comiendo solo; como viene siendo habitual; pero la soledad no me amedrenta, así que hoy de camino al centro de Valencia a buscar algún sitio donde picotear algo, decidí dar media vuelta e irme a Mercatbar, hasta la fecha no me había decidido a ir, algo me decía que estaría bien pero no remarcable; teniendo Vuelve Carolina como referencia (sin ánimo de comparación) la cosa se pondría compleja de separar en mi mente; bueno el caso es que allí  me voy y he aquí mi pequeña experiencia “Mercatbar”.
El local, como bien indica su nombre, guarda el espíritu de un bar, gran barra a dos alturas, muy bien vestidas para acoger al comensal, ahí que me siento. De entre todo lo que propone, tenemos un menú sobre 13€ un menú degustación sobre 19€ y otras propuestas además de la carta, todo enfocado al  tapeo y con espíritu “gastrobar” que tan de moda está. Apuntito he estado de pedir el menú del día porque me
pirra en arroz con pato y setas, pero como iba a lo que iba, me decido por el degustación.
Empecemos.
Taquitos de atún, producto excelente, presentación magnífica, imposible que no esté bueno, me ha gustado, aunque en general le faltaba el “toque”  de sorpresa, el toque de “guauuu”, no sé, algo de combaba o un puré de guindilla bien condimentado en vez de el wasabi. Tenía de todo, crujiente con la soja y sésamo, picante del wasabi y meloso en la mezcla de la salsa y el atún, pero como digo le falta ese “plus”, bajo mi opinión.
Ensalada con virutas de foie, como veis una presentación magnífica, original y sorprendente, viene aliñada
aunque por si te gusta “bien de aceite” pues le añades más y listo. Éste a pesar de su sencillez, me ha gustado porque sí tenía toques diferenciadores que se salen de lo habitual, el tomatito cherry bien peladito estaba como impregnado de un vinagre ligero o alguna salsa, le aportaba ese toque “diferente” a la ensalada; como vemos darle un “plus” a un plato no tiene porque ser caro. El  foie al mezclar la ensalada agitando el bote se queda algo pegado por ahí, aunque desmerecería la presentación debería ir a parte o poner otro acompañamiento. Esto ya es hilar muy fino pero…
Bollito al vapor (Baozi) con lomo  de cerdo en tomate y cebolla roja  (no me acuerdo exactamente, no era exactamente salsa de tomatesolo) los bollitos al vapor me pirran (molletes le llaman en Mercatbar), pero
este tenía varias cositas que me han hecho no disfrutarlos tanto como en otros sitios (ahora está muy de moda el bollito al vapor por todos lados) una de  esas cositas es el pan en sí mismo, aunque blandito le faltaba esponjoseidad, parecía como si lo hubieran pasado un poco por la plancha (de hecho se veía algo de marca de plancha) a mí me gusta extremadamente “molludo” , el otro punto era el relleno, le faltaba “empuje” este tipo de bollitos bastante insípidos donde en su textura reside todo su encanto, debe de ser acompañado de algo impactante, agridulces, picantes, dulce-salado etc… En este caso se quedaba “poco sorprendente” ojo que estaba muy bueno, pero le faltaba ese “plus” que comentaba anteriormente.
Y cuando llegó me dije “Otra croqueta desestructurada!!!” señor bendito esto empieza a ser una plaga, pero mira tú por dónde, me ha encantado, sabrosísima con una bechamel fina y un pan crujiente, me a sorprendido para bien. Repetiría sin dudarlo.
Kebab de carrillera, aquí ojo porque soy un viciado de las carrilladas bien confitaditas y cuando ha llegado
el kebab, aunque estaba bueno, me pasó igual que con el bollito vapor, una torta con un lado un poco seco, a la carrillera le faltaba jugosidad (entiendo que es difícil darle jugosidad porque nos quedamos con una pan mojado, pero creo que una cucharadita de salsa aceptaba, aunque te pusieras perdido comiéndotelo) el toque de col me ha encantado, le aporta el crujiente que necesita todo ese “taco” de carrillada, buen producto y buen sabor, a destacar ese toque a comino que personalmente me gusta y me excita las papilas.
Y llego el postre, delicioso, crema catalana con una textura muy fina con una capa de caramelo bien “cracante”….hummmmm fin de comida perfecto, nada que objetar.
En definitiva, a pesar de una buena comida, no ha cumplido con las expectativas que yo esperaba; quizás
esperaba demasiado; bien que no es un “restaurante”, bien que el espíritu es el de un bar (dicho bar con todo el orgullo y cariño que en Valencia tenemos a los Bares, entiéndase la frase), pero con la experiencia en el mundo de la gastronomía que tienen todos los que de este proyecto participan creo que se puede buscar ese “plus” ese pequeño detalle que hace que te preguntes….. como demonios puede estar esto tan sorprendentemente bueno???. (Claro ejemplo los tomatitos de la ensalada, una tontuna como esta, te deja con las orejas de punta).
A la próxima me tiro a los arroces y veo que tal.
Nos vemos por Mercatbar a seguir probando el resto de su carta y viendo si las expectativas se cumplen.
A disfrutar, a pesar de lo dicho lo recomiendo.
Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *