Pissaladière de sardinas, un bocado exquisito que se funde en la boca!.

Hoy facilita, facilita,  he de confesar que una de mis tartas preferidas es la pissaladière tradicional, con sus anchoas, su cebolla bien caramelizada, sus olivitas….ahhhh se me hace la boca agua, pero hoy no es la protagonista en nuestro blog, en esta ocasión nos vamos a algo mucho más fácil, que gusta a todos por tener sabores más neutros, hoy nos salimos de lo habitual realizando una pissaladière de sardinas. Una receta típica de despensa.
Ingredientes (para 3 personas)
 
1 rollo de pasta brise (si es casera mejor, algún día pondremos la receta de la brise casera, tengo una fácil de realizar y sabrosa, en este caso como es receta de despensa, utilizaremos una lista para utilizar).
 4 cebollas tiernas bien hermosas.
 2 cucharadas soperas de alcaparras mini.
 5 cucharadas de aceite de oliva.
 Dos cucharadas soperas de piñones.
 Orégano al gusto. (si tenéis fresco el sabor cambia una barbaridad, yo por desgracia en esta ocasión no
tenía).
Una lata de sardinas bien hermosas y de calidad.
Un chorrito de jerez o vino blanco seco, opcional. (no aparece en la foto).
Un poco de parmesano recién rallado con un rallador muy fino tipo microplane, opcional. (no aparace en la foto).
 Sal y pimienta.
Al ataque
 
La receta es muy sencilla, empezamos friendo/tostando lo piñones, hasta que estén bien dorados, a mi me gusta hacerlo bien de aceite y luego los escurro, empezamos en frío para que no se nos quemen rápidamente y los vigilamos  bien de cerca para sacarlos en cuanto cojan color porque se queman con muchísima facilidad (no olvidéis de escurrirlos bien con papel absorbente).
Posteriormente ponemos nuestras 5 cucharadas de aceite en la sartén, cortamos la cebolla en tiras no muy anchas y la pochamos bien , añadimos sal, pimienta y parte del orégano para  que vaya impregnando la cebolla.
Aquí está la clave, en que la cebolla no se note, que  quede bien confitada, bien sazonada y que se funda en la boca. La cebolla confitada de por sí es toda una delicia.
Mientras se hace la cebolla calentamos el horno a 200 grados.
Una vez bien confitada la cebolla colocamos un recipiente y un colador grande y dejamos escurrir el exceso de aceite, esto es muy importante para evitar que esté muy aceitosa.
Extendemos nuestra masa brise,  ponemos una generosa capa de cebolla confitada, espolvoreamos con orégano al gusto y repartimos las alcaparras por toda la masa, metemos todo al horno durante unos 8 o 10 minutos, hasta que la masa coja color.
Mientras tanto preparamos nuestras sardinas las  abrimos delicadamente  y les quitamos la espina
central, ojo con no romperlas ni destrozarlas mucho, deben quedar mitades enteras.
Pasados los 10 minutos de horno sacamos la masa y disponemos las “mitades” de sardinas encima de ella, en esta ocasión saldrán 8 porciones, volvemos al horno y lo horneamos 5 minutos más, aquí bajamos el horno a 180 grados, si vemos que se tuesta demasiado con 3 minutos es más que suficiente.
Transcurrido ese tiempo dejamos que pierda temperatura unos 10 minutos fuera del horno y por último añadimos los piñones tostados y ponemos un poco de parmesano rallado (rallado muy fino con el microplane ) encima de cada sardina; importante que no esté caliente, no debe fundirse el queso; coronamos cada montoncito de parmesano con dos alcaparras frescas o 3 depende del gusto de cada uno.
Esta tarta se funde en la boca, contrasta el dulce de la cebolla con el salado del queso y el toque  ácido de las alcaparras y todo con una bocado exquisito de sardina bien limpia, es una locura y no puedes dejar de comer. Se puede servir como entrante con un poco de ensalada, a mí me gusta poner un cucharadita en el plato de peperoncino piccante que compro ya preparadado y voy mojando pedacitos de tarta en el.
Una receta fácil con ingredientes que habitualmente tenemos en la despensa y que además de ser exquisita nos puede sacar de un apuro o solucionarnos una cena rápida.
Buen provecho,
y a las cocinas!!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *