Tartare de atún

Con la llegada del calor ya
apetece platos frescos y este es uno de mis preferidos, os dejo mi receta a ver
si os gusta.
Es super fácil y rápida de
realizar.
En esta ocasión os propongo una
receta  para dos personas.
Ingredientes

250 gr de un buen atún rojo, yo
en esta ocasión y utilizo  los cortes que
no gasto para el sushi, compro una buena pieza de atún , me preparo los cortes
para el sushi y los “retales” los guardo para tartare (siempre y cuando sean de
un tamaño adecuado sino se desharán y no valdrán nada). Para que el plato sea
TOP comprar una buena cortada de atún  y
cortar todos los trozos iguales; eso sí de calidad. En mi caso yo este pescado
lo congelo  y luego lo utilizo así
matamos posibles visitantes no deseados.
1 limón.
1 cucharada sopera y ½ de
alcaparras.
1 cucharada sopera y ½ de
piñones.
1 aguacate , listo para comer
pero aún un poco firme.
Aceite de sésamo.
Aceite de oliva suave.
Cebollino.
Perejil.
Cilantro
Una cucharada de café de granos
de sésamo rojo.
Sal y pimienta. Yo he utilizado
pimienta de varios bayas pero se puede poner solo pimienta roja o pimienta
blanca que le va muy bien.
Opcional “Vinagre de Módena
blanco”.
Utensilios

1 bol que pondremos al congelador
el día de antes u horas antes o en su defecto dos boles uno grande con hielo y
otro pequeño dentro para mantener la preparación bien fría mientras se elabora.
¡!MUY IMPORTANTE!!.
Al ataque

Picamos todas las hiervas bien
finas y las reservamos.
Tostamos los piñones y los
reservamos.
Cortamos el aguacate en tartare y
lo reservamos.
Cortamos el atún en tartare y lo
reservamos.
IMPORTANTE , a cada manipulación
si no es inmediata ponemos atún y aguacate a la nevera cuanto más fríos mejor.

Sacamos nuestro bol del
congelador que este bien frio (el de la foto aunque no lo parece está escarchado y todo de lo frío que estaba) , disponemos el atún , le exprimimos medio limón
y un poco más (esto depende del gusto) teniendo cuidado con las pepitas, sal,
pimienta, aceite de sésamo (al gusto, yo le pongo como una cucharada sopera) ,
aceite de oliva, añadimos las alcaparras y las hiervas y lo metemos al frigo
mientras aderezamos el aguacate.

El aguacate con un poco de aceite
de  sésamo, aceite de oliva, sal,
pimienta y el resto del limón. En este momento yo añado unas gotitas de vinagre
de Módena blanco (o de vinagre de manzana) pero no mucho solo para aportar más
acidez.
Importante que sean sutiles los
sabores, el punto justo de ácido, de sal y pimienta y punto justo de aceite de
sésamo.
Por último y poco antes de
servirlo ponemos los ingredientes que aportarán el crujiente a nuestra receta,
añadimos los piñones tostados y el sésamo negro. Es en este momento cuando
rectificamos todo de sal , pimienta y aceite, tanto el aguacate como el atún.
Inmediatamente procedemos al
montaje, yo lo hago con un círculo en inox poniendo primero una buena “cama” de
aguacate y luego nuestro tartare (algo así como el doble de preparación de
atún que de aguacate) aunque es al gusto de cada uno.
Sacamos el círculo y le ponemos
un chorrito de aceite de oliva , sal maldon, pimienta  y un poco de sésamo negro por encima.
Lo servimos inmediatamente y a
degustar, exquisito, fresco y fácil.
Vivan los taratres y
carpaccios!!!!.
Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *