Tartiflette

Tartiflette
Otra receta para estos días de
frío, simple y buenísima, es un plato casi único que se puede acompañar de una
pequeña ensalada en entrante pero no mucho más y que es bastante copioso, es un
plato de éxito que siempre apetece. (Si eres amante del queso es irresistible).
Esta receta es como yo lo hago, habrá mil maneras y seguramente una que sea la original, esta es espectacular y sencilla.
Receta para cuatro personas.
Ingredientes

6 patatas grandes cortadas como
para hacer a lo pobre.
4  cortadas de bacon de calidad bien
gorditas  de 1cm aproximadamente.
1 copa de vino blanco (yo pongo
jerez)
Aceite de oliva
1 queso reblochon entero grande.
No tendréis problemas en encontrarlo en España en grandes supermercados lo
venden, si lo veis, sin dudarlo comprarlo y hacer la receta.
sal
Utensilios

1 gran sartén para revenir las
patatas
1 fuente para horno u otra sartén
que aguante las temperaturas del horno.
Al ataque

Precalentamos nuestro horno a 180
grados.
Pelamos las patatas y las
cortamos tipo “pobre” ponemos aceite de oliva en una sartén (un dedo) y freímos/pochamos
las patatas, cuando lleven unos 7 minutos añadimos el bacon cortado en tiras y
continuamos la cocción unos 10 minutos más evitando que se nos quemen mucho las
patatas, deben coger un color doradito pero no quemado, incluso aunque estén un
poco pochaditas no pasa nada.
A continuación añadimos la copa
de vino y  lo dejamos evaporar.
Quitamos el exceso de grasa de
las patatas y el bacon y trasvasamos las mismas a una cacerola que aguante las
temperaturas del horno sin problemas.
Cortamos el queso reblocon por la
mitad y lo ponemos con la piel hacia arriba; si la piel esta muy blanquecina y
queremos eliminar ese sabor  más
astringente que tiene podemos rascarla un poco con la lama de un cuchillo, a mí
me gusta tal cual.
Ponemos la preparación al horno
durante 15 minutos a 180 grados (ir viendo la cocción cada horno es diferente,
nuestro objetivo es que el queso se derrita y se funda con las patatas ; se me
hace la boca agua solo de escribir esto).
Pasados estos 15 minutos ponemos
el grill a máxima potencia y sin movernos de delante del horno doramos la piel
del queso para que se quede crujiente ; IMPORTANTE si se quema la piel tendrá
un sabor amargo, no hay que moverse de delante del horno incluso con la puerta
abierta si queremos, cuando le peguemos con una cuchara a la piel y suene a
crujiente, lo sacamos inmediatamente.
Listo para comer!!!! Cuidado que
quema mucho.
Este plato quita el sentido,
desde luego yo que soy un apasionado del queso es mi plato estrella, además de
sencillo.

Buen provecho amigos.

3 thoughts on “Tartiflette

  • 15 enero, 2014 en 17:08
    Permalink

    Un plat ideal pour une soirée d'hiver entre amis!

    Responder
  • 31 enero, 2014 en 15:07
    Permalink

    De los mejores y mas peligrosos…crea adiccion. Ole por el chef!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *