Tartare de atún con coco y lima, tipo ceviche, brutal!! Una auténtica delicia.

Llevo unos días detrás de un libro con el título “crudo”, voy lo ojeo, lo dejo, voy me lo pongo debajo
del  brazo, lo dejo al final; no es porque no me convenza, es que tengo libros para llenar dos bibliotecas; pero llega un momento que dices ¡ya está bien! Lo pillo. Y aquí estamos.
Aquí estamos con una receta sacada de este libro que me sorprende página a página por su sencillez y por
sus platos, cuando lo tenga más leído y estudiado haré un post, porque en este caso vengo a daros una receta que he realizado del susodicho, esta receta me ha sorprendido por su sencillez y por su sabor, hiper-refrescante, una auténtica delicia, la he tuneado un poco.
Ahí vamos, ojo que es fugaz y sencilla.
Ingredientes (para 2 personas)

300 gr de un buen atún rojo, ultrafresco (para más seguridad congelarlo 48h si fuese fresco y si ha sido
descongelado por el pescadero ese mismo día procurar que no se corte la cadena de frío).
1 lima y media (en la foto soloveis una).
2 ajos tiernos (depende del tamaño, buscarlos bien tiernecitos).
1 pepino.
100 ml de leche de coco.
Flores de cilantro ( en mi caso puse de apio, pero el sabor de cilantro pienso que le va mejor).
Sal y pimienta recién molida.
Unas gotas de aceite de oliva
virgen suavecito.

Sal en escamas para el toque final. 

Utensilios

1 bol bien frío para evitar la oxidación del pescado, poner uno en el congelador el día anterior o 2 horas
antes ¡!MUY IMPORTANTE!!. 

Al ataque

Pelamos el pepino, le quitamos las pepitas (una cuchara parisien  te hace un papelón) lo cortamos en daditos.

 

Limpiamos y pelamos los ajos tiernos en rodajas finitas la parte blanca y en bisel finito la verde.
Cortamos en dados el atún,  dados no muy pequeños (más o menos cubos de más de 1 cm) ponemos nuestros dados en el bol frío que tenemos preparado.

En otro bol más grande (que también recomiendo que salga del congelador) echamos el atún, sal pimentamos ligeramente, echamos el pepino, el ajo tierno y la leche de coco, lo metemos todo inmediatamente al frigorífico y dejamos que se marine (unos 20 minutos) hasta momentos antes de servirlo.

 

Momentos antes de servir exprimimos la lima y media encima de nuestra preparación (procurando no se
caigan las pepitas) mezclamos bien.

 

Emplatamos nuestra preparación de atún con el pepino y el ajo tierno (primero cogiendo poco caldo “marinado”, ya lo añadimos después porque sino parecerá una piscina), Salpimentamos con sal de escamas ligeramente y le añadimos unas cucharadas del marinado, adicionamos unas gotas de aceite de oliva y le ponemos unas flores de cilantro para potenciar el sabor.

Más sencillo imposible, más rico
lo dudo, todo una delicia!! Brutal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *