Tarta de espinacas y gorgonzola (sin palabras)

Tarta imprescindible en el aperitivo de todas las fiestas que hacemos, gusta a todo el mundo, también te resuelve un muy buen entrante. Lo mejor, que es fácil de realizar, se queda muy sabrosa y es puro vicio.
Ingredientes
1 Rollo de pasta de hojaldre o Brise.
1 clara de huevo (para pintar el fondo de la tarta y esta no se humedezca) y reservamos la yema para utilizarla en la preparación.
130 gr de queso gorgonzola o queso azul dependiendo si te gusta más o menos potente el asunto).
100 gr de espinacas, preferiblemente BIO, utilizaremos las hojas sin cortar si no son grandes). En esta ocasión también utilicé unas hojas de acelgas rojas que me quedaban de mi cesta BIO.
200 ml de nata líquida.
100 gr de queso parmesano o granna padano rallado.
1 huevo y una yema adicional (utilizaremos la que recuperamos de la clara que hemos utilizado para pintar el fondo de la tarta).
Sal y pimienta.
Utensilios
 
1 molde para tartas.
1 bol o ensaladera grande para mezclar.
Papel de aluminio.
Al ataque
Precalentamos el horno a 200 grados.
Cocemos nuestra masa en blanco ( extendemos en el molde la masa, le picamos el fondo, cortamos un círculo de papel sulfurado y lo ponemos en el fondo, dejamos caer peso (legumbre mismo) y cocemos durante 15 minutos, a los 15 minutos le quitamos el peso y el papel y pintamos el fondo con la clara de huevo, la  volvemos a meter al horno 5 minutos más para que se cree una película que protegerá la masa e impedirá que se humedezca con la preparación. Transcurrido los 20 minutos la sacamos del horno y la reservamos.
Mientras tanto batimos el huevo y la yema en una ensaladera grande, ponemos la nata líquida, el parmesano, la sal (ojo dependiendo del queso se pondrá o no sal) y la pimienta, el queso gorgonzola en trozos  y mezclamos todo, añadimos las espinacas y mezclamos delicadamente toda la preparación, necesitaremos un bol grande porque las hojas de espinacas ocupan mucho espacio, aunque luego se queden en poca cosa.
Ponemos nuestra mezcla dentro de la tarta ya precocida en blanco, cortamos un buen trozo (o dos) de papel de aluminio y tapamos toda la preparación, ya que requiere de bastante tiempo y se nos podría quemar la masa antes que la preparación esté completamente  cocida.
Dejar cocer 30 minutos con el papel de aluminio, luego quitarlo delicadamente, alguna hoja puede que se quede pegada en el, no pasa nada, dejar cocer sin papel otros 10 o 12 minutos hasta que se quede bien dorada por encima.
Lista!!, se hace rápidamente ya que es mezclar todo, luego es dejarla cocer, servir fría o templada.
Nunca las espinacas estuvieron tan sabrosas.
Idea de receta para los que tenemos nuestra cesta BIO y necesitamos ideas para las espinacas, En esta ocasión también utilicé unas hojas de acelga roja que tenía.
Muy fácil y muy rica.
Que aproveche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *