Sopa de Miso auténtica

Sopa de Miso auténtica
Después de indagar en libros de
cocina asiática y de realizar varias pruebas con ingredientes y maneras de
cocción de estos, ya me atrevo a colgar esta receta que se aproxima muy mucho a
la auténtica Sopa de Miso. A pesar de los ingredientes; que pueden encontrarse
en establecimientos especializados en cocina japonesa; que parecen un poco
extraños para lo que estamos acostumbrados es una sopa fácil de hacer, muy sana
y reconstituyente.
Receta para tres/cuatro tazones
de Sopa dependiendo del apetito; yo me tomo dos porque me encanta.
Esta receta no es larga de hacer,
pero requiere de dos pasos muy claros y sencillos; primero tenemos que realizar
el caldo DASHI que será la base de la sopa de miso y posteriormente con este
caldo terminamos la receta con el resto de ingredientes y el miso.
Ingredientes

Para el caldo Dashi

1 Litro de agua.
15 gr de alga Kombu deshidratada.(En
la foto el alga grande entera verde oscuro)
2 Cucharadas soperas y colmadas
de Katsuobushi  “ de bonito seco muy fino
” .(en la foto los copos color carne cortados finísimamente).




Para el caldo de Miso

Caldo Dashi elaborado
anteriormente, este se verá reducido en la cocción, por lo tanto y no tendremos
un litro, se nos quedará aproximadamente 900ml u 800 ml.
4 cucharadas de Miso rojo,
podréis utilizar la de miso blanco también, 
yo prefiero la roja. (En la foto el paquete que veis con letras chinas)
170 gr de tofu blando de buena
calidad; si tenéis la suerte de encontrarlo fresco muchísimo mejor. Que sea el
Blando porque el duro se queda muy cauchutoso.
6 gr de alga wakame deshidratada
(En la foto el bol blanco con trocitos negros en su interior, una vez hidratado
expande una barbaridad, si no os gustan trozos de alga gordos antes de echarlo
partirlo un poco con los dedos).
8 setas sitake deshidratadas.
1,5 cm jengibre  rallado muy fino (al gusto de cada uno si nos
gusta más un poco más está también estupendo)
Una chucaradita de café de pimiento
rojo picante (yo utilizo el ya molido en bote que viene como una especie de
salsa tipo pasta, que no esté muy molido que se aprecien los trocitos. (Igual
que el jengibre esto es al gusto de cada uno).
4 ajos tiernos lo más finos y
frescos posibles, si no son lo suficientemente finos o se utiliza cebollino o
se corta extremadamente fino la parte más tierna del ajete tanto lo verde como
lo blanco desechando los extremos.
Utensilios

1 cazo alto para el daschi.
1 colador  fino.
1 rallador fino para el gengibre
Al ataque

Caldo Dashi

Preparación de caldo Dashi, al
menos una hora y media o dos horas antes dejamos a remojo el alga Kombu en la
cacerola que vamos a realizar la preparación, esta se hidratará.
Una vez transcurrido este tiempo  poner el cazo en el fuego que aún tendrá el
alga dentro y llevarlo a ebullición en el momento que empiece a hervir sacamos
el alga del fuego.
Una vez sacada el alga del fuego
y teniendo el agua en ebullición, se apaga el fuego y se echa el Katsuobushi
(bonito seco cortado finínisimo), se cierra la tapa y se deja infusionar  20 minutos; como si fuera un “te”.
Transcurridos  estos 20 minutos colamos en un colador muy fino y sino una estameña  la preparación para eliminar los copos de bonito seco y ya tenemos el dashi hecho.
“Mientras infusiona, podemos ir
cortando las setas sitake en tiras, rallando el jengibre, cortando en dados el
tofu, preparando en un bol las cucharadas de miso y cortando muy finamente el
ajo tierno.”
Sopa de Miso

Calentamos nuestro caldo Dashi y
le añadimos el miso y lo removemos hasta que este muy bien disuelto (lo mejor
unas barillas). Dejamos que hierva durante un minuto.
Añadimos el jengibre, el pimiento
rojo y las setas sitake y dejamos que hierva unos dos minutos más.
Añadimos seguidamente el alga
Wakame y dejamos hervir otros dos minutos; veremos como se hidrata y se expande
(son las algas verdes que veis en la foto, si nos os gusta tan grande podéis
antes de echarla triturarla en vuestros dedos u poco).
Mientras hierve toda la preparación
echamos en los bols el tofu y el ajo tierno.
Y con el caldo de miso  bien hirviendo acabamos de llenar el bol
echándolo sobre el tofu y el ajo tierno muy muy caliente.
Servir de inmediato y tomar bien
calentito.
Hummmm, me encanta, además  esto cura cuerpo y alma.
Atreveros a hacerlo porque es
espectacular el sabor y riquísimo.

Hay dos ingredientes un pelín
caros, pero que os sirven para varias preparaciones de este caldo, son el alga
Kombu y el Katsuobushi. Pero vale la pena. (En la foto podréis ver el alga y el bonito tal cual las encontraréis en la tienda).

Para los ingredientes podréis
encontrarlos en establecimientos asiáticos la mayoría, el kombu y el Katsuobushi
buscar uno más especializado en productos japoneses. Existen sucedáneos del
bonito para una elaboración más rápida. Si por alguna de aquellas no encontráis
el Kombu ni el Katsuobushi no dejéis de elaborar la receta partiendo del Caldo
de Miso , pero en vez de Dashi empezar con agua, estará muy buena pero le
faltará un pequeño gusto de originalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *