Arroz al horno

Antes que nada mi máximo respeto
a este plato que de tantas formas se hace y tantas recetas hay, después de
probar muchas recetas caseras de aquí y de allí, al final es esta la que hacemos
en casa y gusta mucho, en esta ocasión; y como pasa muchas veces; hay ingredientes en las fotos que podrían ser de otro tipo para mi gusto, pero ya sabéis que cuando se va al
mercado, a veces encuentras lo que quieres y a veces no. Desde luego en esta
ocasión salió buenísimo. Eso sí, siempre ingredientes de máxima calidad, no
escatimar nunca en esto.

Esta
receta es para unas 6 personas 
                     
Ingredientes que utilizaremos.

550 gr de arroz bomba (¿porque
arroz bomba? En principio decir que para que el arroz absorba más el sabor de
la preparación es preferible utilizar otro tipo de arroz;  siempre un arroz de calidad de grano redondo
Valenciano, para mi gusto; yo utilizo el arroz bomba porque el grano se queda
suelto y como cuece en cazuela alta en ocasiones el arroz se apelmaza mucho,
por lo que a mi gusto  prefiero arroz
suelto y con un poco menos de sabor que al revés).

600 gr de costillas de cerdo
pequeñas con bien de magro.
200 gr de panceta cruda (unas
tres cortadas gordas para después hacer tiras gordas) en la foto se aprecia que
no eran lo suficientemente gordas para mi gusto, más gorditas mejor.
1 cabeza de ajos entera
6 longanizas (tiernas u oreadas
como más os guste, si hay niños preferirán las tiernas)
6 morcillas de cebolla (yo pongo
6 porque son pequeñas, si son grandes pueden ponerse 3 o 4, si os gustan más de
carne, pues de carne que queda también buenísimo).
3 o 4 tomates rojos.
3 patatas
1 bote grande de garbanzos
cocidos (en la foto veréis 2 pequeños).
Caldo muy ligero de pollo o “agua
manchada” (agua con una pastilla de caldo concentrado). En mi caso no utilizo
caldo de cocido porque tiene demasiada grasa y empastra el arroz, prefiero
caldo muy ligero. La cantidad de caldo a utilizar para el Arroz bomba de
cocción 20 minutos que yo utilizo, se calcula tomando como referencia  una jarra
medidora, la cantidad que ocupa el arroz preparado, poner dos veces esa medida y
unos 100 ml más. Es la medida que se suele utilizar, el doble de caldo que de
arroz y le añadimos un poco más.
Azafrán
Pimentón
Aceite de oliva
Utensilios

1 cacerola  grande; la mía tiene casi 35 cm; priorizar
siempre una cazuela de barro,  en esta
ocasión la receta está realizada en una metálica de muy buena calidad donde
puedo trabajar en la inducción y la misma cacerola con todos sus jugos de
cocción y su fondito llevarla al horno.
1 peso
1 jarra medidora para calcular la
cantidad de caldo que necesitaremos con respecto del arroz utilizado.
1 pinzas para disponer todos los
ingredientes, no es imprescindible pero ayuda a recolocarlo todo sin mancharse
las manos.
Al ataque

Precalentamos el horno a 270
grados (AL MAXIMO).

Colocamos la cacerola en el fuego
con un chorro de aceite de oliva y sofreímos el ajo sin que se nos queme
durante unos minutos.

Seguidamente sofreímos bien las
costillas hasta que estas queden bien doraditas, le añadiremos un pelín de sal y las reservamos, hacemos lo
mismo con la panceta bien doradita con el ajo siempre en la sartén y la
reservamos.


Procedemos de la misma manera con
las morcillas y las longanizas, todo bien doradito; en este momento  tendremos mucho aceite en la cacerola ya que
entre las costillas, la panceta, la longaniza y la morcilla que habrán soltado
grasa tendremos un exceso de grasa; no la quitamos de momento, cortamos las
patatas  dejando solo cortadas de casi 1 cm de espesor (a mí me encanta la patata del arroz al horno así que pongo para
que no falte, una para cada uno  y alguna
más) y las sofreímos en esa grasa que ha quedado en la cacerola, le añadiremos un
pelín de sal a las patatas cuando estén cogiendo color. Una vez las patatas
estén doraditas las reservamos,ahora sí que desgrasaremos un poco la cacerola para eliminar el exceso
de grasa; siempre dejando un poco de esa grasa que en definitiva es donde están mucho de los jugos.

Cortamos el tomate y solo dejamos
cortadas gorditas de 1cm de espesor que las pondremos en la cacerola para
que  tomen un poco de color y se hagan un
poco; escurrimos los garbanzos bien escurridos y los echamos en la cacerola para
que cojan un poco de temperatura y absorban los jugos de la sartén. Retiramos
el tomate (porque lo dispondremos arriba de la cacerola para que no se deshaga en la cocción).


Incorporamos la panceta y las
costillas a la cacerola que estará con los garbanzos, sobre estos echamos el
arroz y  una cucharadita de pimentón de
la vera, el azafrán y mezclamos todo delicadamente para que el arroz se impregne de los
sabores de todos los ingredientes, a la vez se cristaliza un
poco, cuidado no se pegue al fondo!.

Ya con el fuego apagado dispones
el resto de ingredientes con un poco de gracia, el ajo en el centro,
longanizas, morcillas bien repartidos, tomate y patatas arriba para que no se
deshagan  en la cocción.



Calentamos nuestro caldo hasta
llevarlo a ebullición volcándolo estando este hirviendo y muy caliente por encima de todos los ingredientes y sin
perder un minuto lo metemos en el horno a 270 grados (al máximo que de), el
objetivo es que el horno este tan caliente que se ponga a hervir lo antes
posible el arroz, sino corremos el riesgo de sobrecocción  del mismo por no haberse evaporado toda el
caldo en los 20 minutos de cocción teniendo que dejarlo más tiempo dentro del horno cociendo. Debería empezar a hervir en 2 o 3 minutos,
a partir de ahí (que empiece a hervir,que veamos que la cacerola y su caldo empieza a burbujear) 20 minutos de cocción del arroz (cada arroz tiene su cocción,
yo prefiero los de 20 minutos) es aquí cuando con el arroz bomba estás un poco
más tranquilo si necesitases un poco más de cocción, este la aguantará mejor y
seguirá quedando suelo; eso sí como ya he comentado absorbe peor los sabores.
En nuestro caso como le hemos puesto bien de todo es imposible que quede sin sabor.

Sacar del horno y esperar al
menos 7 u 8 minutos antes de incarle el diente.

Que aproveche !!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *