Galletas de jengibre para hacer en familia

Receta sencilla para hacer con los mas peques, el resultado es pasar un buen momento y hacer unas deliciosas galletas que nos van a durar prácticamente todos los días de navidad, se volverán más duras pero guardarán todo el sabor navideño a especias.

Atención no realizar la receta solo, esta es para divertirse todos.

Ingredientes

100 gr de mantequilla reblandecida (textura en pomada)
150 gr de de azúcar.
1 huevo
55 gr de miel
3 mandarinas no muy grandes
400 gr de harina

1/2 cucharada de cafe de sal
1/2 cucharada de café de levadura química
2 cucharadas de café de “cuatro especias” (suelen comprarse ya molidas y preparadas para el empleo, en este caso como no me quedaban las hemos picado en casa al gusto) cucharitas de especias, al gusto. Si no encontramos podemos poner 3 cucharaditas de jengibre en polvo, 1 cucharadita de pimienta blanca, 2 cucharaditas o 3 de canela molida, 2 clavos y media cucharadita de nuez moscada.

Al ataque, bien sencillo, todos participan

Rallar la piel de una mandarina, y blanquearlas en agua hirviendo (cuando rompa a hervir dejar caer la ralladura de la naranja un minuto, escurrir y reservar. (ha realizar por un adulto). exprimimos las mandarinas y reservamos.

Si no hemos encontrado “4 especias “ ya listas, picamos nuestras especias en un portero

Tamizamos la harina, la levadura, la sal y las especias.

A mano o bien a máquina, mezclamos primeramente el azúcar con la mantequilla en pomada, cuando esté bien mezclado añadimos el huevo batido (como si fuera para tortilla) y mezclamos bien esta preparación.

Seguidamente incorporar el zumo de las mandarina, la miel y poco a poco la harina, hasta que se forme una pasta homogénea. Formar una bola ponerle film y dejarla reposar unos 45 minutos al frigorífico.

Mientras tanto calentar el horno a180 grados, pasados los 40 minutos (como mínimo podéis dejarla horas) poner la pasta entre dos hojas de papel de horno y estirarla, esto evita que se os peque al rodillo, el grosos más o menos medio centímetro.

Sin demora quitar el papel de horno de la parte de arriba conservando el de abajo y con nuestros corta pastas le daremos formas, ojo porque aquí viene lo complicado, vale la pena dejar espacio entre las piezas porque en la cocción hincharán y pueden llegar a pegarse unas con otras, quitamos el sobrante de pasta que hay entre las figuras, hacemos una bola y reservamos en la nevera, mientras que se cuecen unos preparamos otra bandeja, hasta quedarnos sin pasta, mejor hacer 3 hornadas y trabajar con espacio entre las figuras quitando el sobrante sin problemas.

 

Cocer cada bandeja entre 10 y doce minutos, dejar enfriar bien y guardarlas alejadas de la humedad.
Estas galletas aguantan mucho tiempo sin perder su aroma, se quedarán más duras, pero al ser finitas se dejarán comer, son puro vicio.

Truco bluffant, si queréis un toque más picante, antes de meterlas al horno espolvorear un poco de jengibre molido en algunas galletas, sorprenderán al comerlas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *